Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información Entendido

España, cuna de la lucha contra el cáncer

España, situada en el top 10 mundial de países que luchan activamente contra el cáncer, ha efectuado numerosos progresos en la lucha tumoral. Las eficientes investigaciones, han dado como resultado, que el instituto VHIO de Vall d´Hebron haya conseguido demostrar la eficacia del fármaco en el tratamiento de cáncer en animales.

Los tumores, utilizan distintas vías para desarrollarse y expandirse por todo el sistema. Una de las vías es la proteína MYC, implicada en la proliferación de las células cancerígenas y es una de las principales vías contra la que han investigado numerosos profesionales, hasta ahora sin importantes logros.

Según la revista “Science Translational Medicine”, el instituto VHIO ha conseguido desarrollar un fármaco que bloquea esta proteína y no provoca efectos secundarios graves. Los ensayos, realizados a diversos animales con cáncer de pulmón, han demostrado no sólo frenar el crecimiento del cáncer, sino además reducirlo en casos de Cáncer de pulmón microcítico, considerado uno de los más difíciles de tratar debido a su agresividad.

Los animales, ratones con cáncer de pulmón, fueron administrados con el fármaco por vía nasal, el cuál llegó hasta las células tumorales y frenó la progresión del cáncer, sin efectos secundarios importantes. Tras cuatro semanas de tratamiento, la mitad de los animales estaban libres de células cancerosas.

Los primeros ensayos clínicos, están previstos para el próximo año y están orientados a tratar a pacientes con cáncer de pulmón y de mama, aunque desde el Instituto VHIO no descartan que el fármaco, llamado Omomyc, pueda resultar eficiente contra cualquier tipo de cáncer.

Los ensayos clínicos se desarrollarán en tres fases. La fase uno, orientada al estudio sobre la seguridad del fármaco en un número determinado de pacientes y la fase dos, siempre y cuando la fase uno resulte satisfactoria, para valorar la eficacia del fármaco. Esta segunda fase, que se prevé comience a finales de 2020, requiere de un número mayor de pacientes, por lo que se presagia que participen otros hospitales de Europa. Por último, la tercera fase, en la que se realizarán ensayos con un número todavía mayor de personas y que es imprescindible para que el fármaco sea aprobado.

Laura Soucek y Marie-Eve Beaulieu, investigadoras que han desarrollado el fármaco, han fundado la compañía Peptomyc, con la finalidad de que ese tratamiento llegue al mayor número de personas posible.

Anteriormente, la actividad de la proteína MYC, se podía inhibir gracias a la modificación genética, Laura Soucek, especialista contra el cáncer en el instituto del Vall d´Hebron, insiste en el gran logro que supone el desarrollo del fármaco, ya que supone una gran oportunidad para atacar de manera eficiente una proteína fundamental para el cáncer, sin dañar tejidos vivos sanos.

Según el SEOM, Sociedad Española de Oncología Médica, en España tendrá un 12% más de casos de cáncer en 2019, siendo el cáncer de pulmón el de mayor mortalidad. Es por ello, que la creación de este fármaco supone una esperanza para todos aquellos afectados.

La investigación, nacida tras más de 20 años de estudio, ha sido apoyado con ayudas del Instituto de Salud Carlos III, Fundación BBVA y el Worldwide Cancer Research, entre otros y demuestra que pese a la pobre financiación que se dedica a este tipo de estudios en España, la investigación sigue estando latente y lucha por conseguir la cura a una de las enfermedades más mortales del mundo.

Photo by Louis Reed on Unsplash